jueves, 16 de febrero de 2012

GALILEO y COPÉRNICO


En la Grecia clásica se elaboraron los primeros modelos astronómicos sin mitos ni fantasías, gracias a filósofos como Anaxágoras, Eratóstenes, Arquímedes, Aristóteles y Ptolomeo, que usaron el razonamiento unido a la observación y a la medida.
Lo que nuestros sentidos perciben, "lo que nos parece" que sucede, es que la Tierra se encuentra en reposo y que los astros (la Luna, las estrellas, el sol...) se mueven a nuestro alrededor.
En el siglo II, Ptolomeo ordenó todo lo que se había escrito sobre el cielo y elaboró un modelo planetario que se llamó GEOCENTRICO porque el centro de todo era la Tierra. Las ideas principales de Ptolomeo, publicadas en un libro titulado Almagesto, eran:


- la Tierra es esférica y se encuentra inmóvil en el centro del universo.
- las estrellas están fijas en una inmensa esfera muy lejana que gira alrededor de la Tierra.
-el Sol, la Luna y los planetas giran en torno a la Tierra siguiendo trayectorias circulares.

Y esto fue lo que se pensaba y lo que se estudiaba como "la verdad" durante muchos siglos: catorce exactamente.


En el siglo XV, el astrónomo polaco Copérnico se dio cuenta de que Ptolomeo había confundido los movimientos aparentes de los astros con los movimientos reales. Cuando Ptolomeo veía moverse el sol de Este a Oeste (como nos parece a nosotros ahora; por eso decimos, "el sol sale por el Este y se pone por el Oeste"), no se daba cuenta de que somos nosotros los que nos movemos en sentido contrario.


Copérnico elaboró el modelo heliocentrico (el centro es el SOL) y demostró que:
- El sol está inmóvil en el centro del sistema, y no la Tierra.
-la Luna gira en torno a la Tierra , que además no está inmóvil sino que gira sobre sí misma y con los demás planetas en torno al Sol.
-sí hay una esfera de estrellas fijas pero es inmóvil.


Pero Copérnico, a su muerte en 1543, dejó sin publicar su obra (De revolutionibus orbis coelestium). No se atrevió a publicarla porque se oponía radicalmente a las creeencias existentes. Gracias a un astrónomo aleman, Joachim von Lauchen, llamado Rheticus, se imprimió la obra de Copérnico a finales de ese año, 1543.


Galileo, cincuenta años después, confirmó experimentalmente estas teorías y observó (con la ayuda del primer telescopio astronómico registrado, en 1609) además que Júpiter tiene satélites y que Venus presenta fases como la Luna; también descubrió las montañas de la superficie de la Luna y que el Sol posee manchas.
Galileo fue acusado de un delito por la Iglesia (por el Tribunal de la Inquisición) por divulgar esas ideas científicas, fue juzgado y condenado obligándole a "cambiar de opinión" (le obligaron a abjurar y retractarse).
A pesar de todo ello, esto supuso la primera revolución científica que tiró por tierra una creencia que se mantuvo durante catorce siglos. Los descubrimientos astronómicos del siglo XVI fueron de tal magnitud e importancia que dejaron huella incluso en el lenguaje. Todavía está en uso la expresión "giro copernicano", utilizada para significar que se ha producido un cambioo radical en una oplinión o en la orientación de algún asunto.





HISTORIA DEL TELESCOPIO ("Surcando el Cosmos"): ¡Muy interesante!!


Si quieres aprender más (sobre astronomía en la Antigüedad)

2 comentarios:

  1. La historia de Galileo y Copérnico me parece muy impresionante e interesante.
    No sabía que pudiera saber tantas cosas sobre ellos lo que pensaban….etc.
    Galileo fue muy valiente para decir su opinión, gracias a él ahora sabemos que la tierra gira alrededor del sol.

    ResponderEliminar
  2. Me ha llamado la atención que en esos siglos la gente tuviera miedo de decir su opinión sobre las cosas, porque yo creo que hasta que Galileo no dijo su opinión, nadie se atrevió.

    ResponderEliminar